dijous, 16 de juliol de 2009

Ese país de burros



Españoles:


de todos es bien savida la deboción que des de todos los rincones de España sentimos por Cataluña y sus gentes. Pese a su talante fenicio y conspirador, de norte a sur y de levante a poniente ha sido mucho el afecto desde aquí demostrado y pocas las veces que este ha sido adecuadamente correspondido. Hemos aguantado durante siglos su desprecio y la falta de pudor demostrada ante sus hermanos españoles. Su desprecio por nuestra historia y lengua comunes resulta aborrecedeor. Pero hoy ha llegado el momento de decir basta. No podemos sostener durante más años esta ignomina. Aceptemoslo: Cataluña representa un lastre para el reino de España. Su tendencia a la izquierda y al progresismo social ponen en peligro nuestras tradiciones milenarias. Eso, sin tener en cuenta el obstaculo que representa, electoralment, para el desarrollo del nuevo españolismo que ha de colonizar el mundo. Daros cuenta de que castos salvadores de la patria no nos governarian hoy si no fuera por culpa de ese atajo de rojos y separatistas. Es, hoy en dia y desde tiempos inmemoriables, la principal zona de entrada del deplorable ateismo ignorante i blasfemo que contamina nuestra juventud. Sus tendencias abortistas i homosexuales amenazan de extenderse por todo el territorio nacional, dejandonos sin descendencia, sin futuro y sin esperanza, como en su dia su covardia antimilitar terminó por infectar a nuestros jovenes i finiquitó el glorioso servicio militar. Por poner en duda han cuestionadao hasta la fiesta nacional, y el viril espectaculo del toreo es cada vez mas difícil de ver en esas desarraigadas latitudes. Sus dialectos locales empobrezen nuestra lengua y demuestran el provincianismo profundo que se esconde detrás de tan supuesto cosmopolitanismo. Ahora, y después de años pagando sus desmanes financieros, quieren apretar aún mas la soga que se cierne sobre nuestra maltrecha economia, llevandose mas de lo que hasta ahora nos robaban y contribuyendo cada vez menos en el bienestar común. Así es como nos agradecen todo lo que hemos hecho por ellos: des de expulsar las hordas comunistas en el 39, hasta construir un tren de alta velocidad para que puedan desplazarse mas rápido a la capital de la nación. Quizas fuimos demasiado tolerantes con ellos en el pasado: les permitimos montar unas olimpiadas -antes que Madrid!-, les concedimos un parlamento y una policia, y hasta no nos importo que bailaran sus sardanas y tomasen su “ron cremat”. Cedimos en esas cosas y en muchas otras mas, y la respuesta, tal y como cabia esperar de tan mezquino pueblo, no fue otra que arrogancia, deslealtad y separatismo. Intentamos, por las buenas y cuando fue necesario por las malas, reconducirlos por el buen camino, però no hay peor ciego que el que no quiere ver. Como el hijo al que tanto quieres pero que durante tantos años has consentido demasiado, nos giran la cara y nos ningunean frente al mundo. Pero hemos dicho basta. Ya no toleramos mas sus exigencias desmesuradas, ya no aceptamos mas sus chantages constantes ni su patetico victimismo. Que se vayan, si. Pero que se vayan por que les hechamos nosotros. No queremos mas gentuza como esa, indignos de nuestra cultura y de nuestras tradiciones. Que se queden con su Moreneta, que no llegaria a la majestuosidad de nuestra virgen del Pilar ni que de blanco se pintara. Que se queden con sus castellers, que por alto que suban nunca llegaran a la suela de los zapatos del mas inepto de nuestros diestros. Que se queden con sus burros sin poder llegar a reconecer nunca la nobleza del toro. Que se vayan y no vuelvan, aquí ya no les queremos. Y para que su ejemplo no se extienda, que se lleven con ellos todos los territorios donde se habla su obsoleto dialecto: la comunidad valenciana, la franja de aragón i las baleares, porque vale mas un puñado de tierra española que mil hectarias de desagradecimiento catalan. Cuando hayan crezido, cuando se den cuenta de lo que han dejado escapar, ya llamaran a nuestra puerta para pedir perdón, y entonces seremos nosotros, y no ellos, quienes pondremos la condiciones.


Así que ya lo sabes, firma tu también por la independencia de España!!!

1 comentari:

  1. coi ruben no sabíem que sabies tant de castellà.. això és el que et vaig dir el primer dia però, llegit amb més pausa, sí que hi han faltetes, faltes i faltorres que et delaten! aquest és l'agraiment que mostres cap als nostres colonitzadors? vaja vaja quin exemple de professorat..

    ResponElimina

Cal tenir en compte que:

Aquest bloc presenta únicament l'opinió del seu autor i, en cap cas, expressa el pensar de cap de els organitzacions a les que pertanyo.